viernes, 21 de abril de 2017

Las canciones más gays de nuestra historia

Haciendo un recorrido el otro día por toda la música pop, unos compañeros de trabajo y yo nos dimos cuenta de que en toda la historia, algunas canciones se habían convertido en verdaderos himnos para la comunidad gay, aunque nos parecía que la gran mayoría no habían nacido con esa intención. Como durante muchos años la comunidad homosexual tuvo que vivir mas o menos solapada y a escondidas, a estas canciones se les dio un doble sentido, que era de la única manera que ellos podían salir al mundo, siempre insinuando y nunca hablando claramente de sus sentimientos.


Por suerte las cosas han cambiado mucho, pero de todas formas estas canciones han calado y seguirán calando en la comunidad gay, aunque si las estudias con detenimiento, te das cuenta que ninguna habla claramente del sexo con gays, ni declarados, ni a escondidas. Pero claro, como son canciones, algo así como una obra literaria, y usa figuras al igual que en la literatura, al parecer la metáfora es la preferida, y uno casi puede entender lo que quiera, vamos, que la interpretación es libre.

Luego, se puede pensar si un cantante o grupo que sea gay, sólo puede componer canciones para gays. Hombre, eso sería mucho decir, aunque está claro que si las letras llevan la esencia de quién las escribe, lo normal es que estas creaciones musicales sean con las que más se pueden identificar las personas homosexuales. Aunque por supuesto nadie dice que tenga que ser específicamente así.

Y luego, por supuesto, están las que sí que hablan específicamente del mundo gayer, las que en sus títulos y en sus letras hacen alusión claramente a la homosexualidad. Bueno, ahí nadie criticaría que las tomaran como himnos propios, puesto que intentan transmitir sus propios sentimientos e ideales. Pero, sin embargo, no son esas las preferidas para convertirse en un icono de su cultura; se ve que a los gays les encanta eso de la ambigüedad, jeje.

Pero heteros u homosexuales, poco importa la condición sexual; lo importante de la música es que sea apreciada y que transmita algo, e importa aún menos si va dirigida a un público en especial o por el contrario es apreciada por todos. En fin, cada uno tiene derecho a hacer un himno de lo que le dé la gana, ¿o no estáis de acuerdo? Lo importante es dejar que la música entre en nuestras vidas, porque todo lo que traiga, seguro es beneficioso.